NOVIEMBRE: MES DE LA VAQUITA MARINA.

by - 22:02:00

    

La vaquita marina (Phocoena sinus) es el único mamífero marino endémico de México. Es también el más pequeño de los cetáceos y el más amenazado puesto que entre la década de los años sesenta y ochenta se calculaba una población de 200 a 500 vaquitas marinas, esto según datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
Podemos encontrar a este cetáceo en la reserva de la biósfera del alto golfo de California. La vaquita marina es nativa de las aguas mexicanas.

La medida que oscila este mamífero es de 150 cm y su peso es como máximo de 50kg. Una de las características sobresalientes en la apariencia del cochito son sus labios sobresalientes. Posee en la parte superior del cuerpo un color gris oscuro y gris claro o casi blanca es la parte inferior.

El alimento suelen buscarlo cerca de las lagunas. Son depredadores poco selectivos. Básicamente la alimentación de la vaquita marina incluye truchas y corvinas.

La madurez sexual la alcanzan a los 3 años. Pueden llegar a una longevidad de 20 años si se encuentran en condiciones ideales.

La reproducción de la vaquita marina comienza desde principios de primavera y del verano. La gestación tiene un período de 10 a 11 meses. Es estacional su reproducción y llegan a tener una cría en el mes de marzo. Entre nacimientos pasa un tiempo de 1 a 2 años para volver a reproducirse.

Las hembras amamantan a las crías hasta que estas cumplen entre 6 a 8 meses de vida, luego son capaces de valerse por sí mismas.

El último reporte del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita marina (Cirva), desde hace 20 años la población de esta especie disminuyo considerablemente, ya que en la actualidad, se estima la existencia de menos de 30 ejemplares, lo que significa un 72% menos de la población que había en el 2015. Por esta razón está catalogada como especie ‘en peligro inminente de extinción’.

Rescate de millones de dólares

El programa Vaquita CPR (Conservación, Protección y Reproducción), que tiene como objetivo la búsqueda y captura de marsopas para, posteriormente, reproducirlas y evitar su desaparición comenzó en 2015 por parte de la Secretaría de Marina (Semar),  Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y el gobierno de Baja California. Al que se le han invertido 5 millones de dólares en su fase inicial; 3 millones a través Semarnat y 2 millones por parte de otras organizaciones.

El santuario

Las instalaciones del santuario de la vaquita marina que se encuentra en el Alto Golfo de Baja California, está equipado para atender de inmediato a los mamíferos marinos. Un corral de mar de 45 metros de diámetro, el cual está ubicado a 1.5 millas náuticas de distancia del Cerro del Machorro y resguardado por un buque de la Armada de México.

Las instalaciones y el personal del santuario están casi listos para recibir cualquier señal de identificación de estas marsopas.

Un paso que podría ser la esperanza de la salvación de esta especie mexicana que está a punto de desaparecer: la vaquita marina.


VAQUITA MARINA

Resultado de imagen para vaquita marina

Vaquita Marina   distintivo de nuestra nación,
su lucha comenzó al   bajar su población,
menos de   30 ejemplares es la   razón,
porque hoy, habrá una inversión,
de 3 millones de pesos para llevarte a la resurrección.

Un plan de emergencia de dos años se   creó,
al   anunciar la veda   pesquera por su preocupación,
al final fallo por falta de coordinación,
para su conservación dentro de nuestra nación.

La única solución para su salvación,
es crear santuarios   para su reproducción,        
al no esperar su desaparición,
para  formar parte de   las especies en extinción.


INFORMACIÓN  CONSULTADA   EN VARIAS  FUENTES.

You May Also Like

0 Comments

¡Saludos! Les doy la bienvenida a mi espacio literario.¡No sean tímidos, pueden encontrar varias secciones!Antes de irte recuerda dejarnos un comentario y compartir nuestro espacio.

¡FORMA PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD!

//]]>